Nacimiento de Ángela 3

CIMG0856

Estrenamos esta sección con el relato del parto de Aída y nacimiento de Ángela. Os invitamos a compartir vuestra experiencia bajo el lema “Mi parto es el mejor”, para ello envíanos tu relato, si quieres con una foto a mamasyoga@mamasyoga.org

Hola hija, preciosa, bienvenida al mundo, bienvenida a casa.
Ayer muy tempranito me despertó una contracción, serían las 05:00 de la madrugada. Seguí durmiendo y a las 06:00, lo mismo, me levanté a por un reloj. Ya sabía que tú ibas a nacer, te espero. Según el reloj las contracciones son rítmicas, cada 7 minutos, ahora tenemos que ver si mantenemos el ritmo en el tiempo.
Cada contracción hace que esté más cerca el momento de besarte.
Me levanto, desayuno, apunto frecuencia y duración en la libreta de tulipanes ¡bien, seguimos con ritmo! Termino de retocar el nido, estoy tranquila, alegre, impaciente, TE QUIERO.
Sobre las 10:00 se levanta papá y me invita a desayunar, -“no, gracias, desayuné a las 06:30, creo que Ángela va a nacer hoy.”- Papá no termina de creérselo. Al medio día iremos al Rincón a comer con la abuela Angelita. Papá se va a recoger a Andrea y yo me quedo en casa contigo, conmigo. Te espero. Llamo a la abuela Concha –“mamá, llevo desde las 06:00 con contracciones cada 7 minutos (era la una de la tarde), creo que no voy a poder ir a la manifestación esta tarde (jubilación a los 67 años)”.- La abuela se alegra, habla con su amiga médico. Llega papá y nos recoge a las dos, todavía una dentro de otra, nos vamos al Rincón, creí que podría pasear desde casa de Angelita hasta “Los Campanillas”, pero le pido a papá que nos lleve hasta la puerta. Las contracciones han variado el ritmo, pero yo aún no lo sé, “Angelita, creo que Ángela nace hoy o mañana”. De vuelta a casa te noto más cerca, voy perdiendo la coherencia, la abuela Concha me llama –“¿cómo sigues? Dice Carmen que ya estás de parto”. -“con contracciones cada 7´y una rara en medio”- Ángela ya estamos cada 3 minutos, pero yo no lo sé. Preparo tu cuna, pongo la rosa en el agua, me paro, contracción, enciendo la vela blanca, me paro-contracción, el dedo meñique “Tiempo”. “Ale vámonos que tenemos que llegar a Marbella”. Vamos a recoger a la abuela Concha, que tenía ginecóloga, le han adelantado la cita por nosotras. Nos llama, ya está lista, la hacemos esperar una hora. Ya estoy dentro de mí. No entiendo el reloj, lo delegamos en la abuela, papá conduce y ella nos hace reiki y controla el reloj, estás más cerca, cada 2 minutos y duran cincuenta segundos. Autopista, cielo precioso, no llueve, casi no hablo. Llegamos al HCS, son casi las 19:00. Pasamos a monitores, como hay tanta gente, no quedan cinturones y nos los ponen con vendas. La abuela me acompaña, llegan el abuelo Fede y las titas Marina y Clara, cuánta emoción, dedo pulgar “Compañía de quien nos quiera mucho”, así me siento, querida y arropada. Conocemos a Pepe, nuestro matrón, que comprueba que estoy de 6cm., me felicita –“bien, traes los deberes hechos de casa”- ¡Y tanto! Nos vamos a una sala de dilatación, la 5, que bonito número. Sube la intensidad de las contracciones también la frecuencia. En nuestra sala de luz tenue y sin personal nos encontramos con el dedo corazón “Intimidad”, nosotras y quien mamá quiera, nosotras y quien nos quiere. Hay una ducha, con el agua calentita que papá me pone en las lumbares, vamos dilatando, van pasando las contracciones, son más o menos las 22:00 y ya estamos de 9cm. “Por favor un poco de analgesia… la anestesista llega una hora después, nos ponemos en la postura del gato, ella hace su trabajo. Pepe nos pide una hora para dilatar lo máximo, los monitores no reflejan las contracciones, hay que fiarse de mamá, yo si las siento, una ola que arranca detrás y rompe delante, las olas que traen a mi niña. A la 01:00 del día 25 de febrero, tú y yo empezamos a pujar, ahora a oscuras papá, tú y yo. Qué mágico, qué bonito, estamos las dos, tú atravesando el canal de parto (tranquila, con tu ritmo, dedo anular “Paciencia”) y yo ayudándote con todas mis fuerzas, con mi alma y mi cuerpo. Vas a conocer el aire y dejar atrás tu burbuja líquida y calentita…pero te espero fuera con mi pecho cálido para recibirte, alimentarte, amarte. ¡Hola nena!
04:20 del día 25 de febrero de 2010
Te Quiero, mamá.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

3 Comentarios en “Nacimiento de Ángela

  • Noelia

    Enhorabuena Aida. Ángela, tu nombre no podría ser otro, eres la miña más linda y serena, como no podría ser de otra manera conciendo a tu mami, tan fantástica, tan maravillosa, tan madre. Te veo creces cada semana cuando nos reunimos y recuerdo ese bebé tan redondito y feliz que poco a poco va creciendo y convirtiéndose en una niña linda con una mirada fantástica. Os quiero tanto mis niñas.