MAMASYOGA en el II Encuentro por la Paz y la Amistad (Benalmádena) 1

mesa redonada banenalmádena

mesa redonada banenalmádenaEl pasado sábado día 20 de septiembre, Mamasyoga estuvo presente en el II Encuentro por la Paz y la Amistad en Benalmádena, que congregó a un conjunto de asociaciones de diversa índole pero que tienen en común su trabajo activo por la paz desde muy distintos enfoques.

Nuestra aportación consistió en una breve aproximación a la idea del Parto Respetado, entendiendo que debe haber paz desde el nacimiento y que se deben respetar los deseos de la madre durante el parto así como sus derechos y los del bebé.


En primer lugar María, Presidenta de nuestra asociación, hizo una presentación de Mamasyoga en la que puso de relieve cuáles son nuestros objetivos y nuestras líneas de actuación e introdujo el tema exponiendo conceptos básicos sobre el Parto Respetado.

Después, dos de nuestras compañeras, Lucía y Cristina relataron sus experiencias de parto, las cuales, por ser radicalmente distintas, fueron una prueba palpable de lo que pretendíamos subrayar. Las dos historias fueron muy emotivas y se percibió en la sala gran empatía por parte de los asistentes.

Cristina nos contó una historia de respeto, en la que los profesionales sanitarios no la presionaron en ningún momento sino que respetaron los tiempos del proceso natural y sus deseos sobre su parto. Lucía, sin embargo, vivió una experiencia bien distinta, en la que se sintió violentada desde el primer momento que llegó al hospital, en la que no sólo se hizo caso omiso a su plan de parto en el que ella había manifestado sus preferencias, sino que debido a las actuaciones de las personas que la asistieron, con demasiada prisa y con muy poco acierto, tuvieron que intervenirla por haberle producido una hemorragia. Además, frente a Cristina, que narró cómo su hijo le fue entregado nada más nacer, Lucía nos contó cómo lo llevaron al nido y no les permitieron siquiera que el niño permaneciera con su padre mientras la operaban.
Ambas sin embargo coincidieron en algo, lo que la práctica de yoga durante el embarazo les supuso, aportándoles tranquilidad, seguridad y conocimiento de su cuerpo. Destacaron sobre todo, la importancia que el control de la respiración tiene en el momento del parto, como una herramienta que nos permite sobrellevar el dolor y concentrarnos en que nuestro cuerpo se abra poco a poco a la experiencia de ayudar a nacer a nuestros hijos e hijas.
Como reflexión… muchas mujeres desconocen que pueden elegir cómo desean que se desarrolle su parto, creen que su única opción es ponerse en manos del personal sanitario para que éste haga lo que estime necesario y otras, aunque conocen sus derechos, éstos no se ven respetados por falta de conocimientos o de voluntad del personal que las asiste. En general, en la sociedad occidental, hemos perdido mucho conocimiento en relación con el embarazo, el parto y la maternidad, heredado de abuelas a madres, de madres a hijas, un saber que la comunidad femenina ha compartido desde la antigüedad. Hemos perdido la confianza en que somos capaces de dar a luz a nuestros hijos e hijas como un proceso natural de nuestra vida, convirtiéndose el parto en un acto médico, en el que las mujeres somos consideradas pacientes y no agentes activos. Por eso, agradeciendo que se hayan producido avances médicos de gran utilidad cuando en el parto se producen complicaciones, es importante retomar la confianza en nosotras mismas y exigir que se respete cómo queremos que nuestros hijos e hijas vengan al mundo y que, a ser posible, sea en PAZ.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Un comentario en “MAMASYOGA en el II Encuentro por la Paz y la Amistad (Benalmádena)

  • Lucía

    Un placer poder compartir mi historia, también es sanador para mi. Gracias por contar conmigo y quedo disponible para otras mujeres!

    Un abrazo enorme!
    Lucía!