Yoga y Embarazo 1


“Mejorar el estado de salud de la mujer embarazada,
es mejorar el estado de salud de la sociedad”.
Vivette Glover

Osho dice que el yoga es como un giro hacia el interior, una media vuelta total.  Cuando no vas hacia el futuro o hacia el pasado, entonces empiezas a dirigirte hacia tu interior.  Porque tu SER esta aquí y ahora.  El yoga es una ciencia, la matemática pura del ser interior.

Con el yoga como transfondo, MAMASYOGA nació en un pequeño centro de yoga de la ciudad de Málaga al que una serie de futuras mamás se dirigieron en una misma época, más o menos, en busca de respuestas o soluciones a muchas de las inquietudes que les embargaban. Inquietudes relacionadas con miedo, inseguridad, información, comprensión, preparación física…, o como fué en mi caso, apoyo en la decisión que había tomado de parir a mi hija con la máxima naturalidad posible en un parto de baja intervención en un hospital público.  Allí tuvimos la suerte de encontrar una gran profesora de yoga que nos guió y acompañó en nuestro embarazo pero que también supo canalizar las diferentes energías que allí se encontraron hasta dar fruto a este proyecto que es MAMASYOGA.

Y es que los beneficios que tiene el yoga para las mujeres embarazadas son innumerables y difíciles de explicar con palabras.  En líneas generales, las mujeres embarazadas que asisten a clases de yoga realizan grupos específicos de posturas que les facilitan la preparación al momento del parto y también el bienestar físico y emocional durante el embarazo.  Pero hay otro componente esencial en estas clases que es la preparación emocional de las futuras mamás.  Como bien escribía la matrona Consuelo Ruiz Vélez-Frías en su maravilloso libro “Parir sin miedo”, el parto tiene dos aspectos, uno físico y otro psicológico o espiritual.  Es esta segunda parte la que el actual sistema que se implementa en los hospitales no cuida en absoluto; es más, se utiliza para anular la función principal que tiene la protagonista del momento del parto: la madre.  De ahí que el miedo y la inseguridad se apodere de la mayoría de futuras mamás que se dirigen a los hospitales esperando con alegría recibir a su deseado bebé.  Y es que una mala experiencia en el parto puede ser algo muy doloroso físicamente, pero también espiritualmente; una experiencia que definitivamente te puede llegar a marcar o incluso traumatizar severamente.  Gracias a las clases de yoga una madre puede ir mucho más preparada al parto para tomar sus decisiones libre y conscientemente.  Y si algo no va como lo habíamos planeado o incluso va mal, ahí estamos las otras mamás para ayudarnos y apoyarnos en el complejo puerperio.

Lo nuestro ha sido un parto con un final no solo feliz, sino maravilloso, porque este proyecto ha nacido para apoyar a todas esas mujeres que lo necesiten, en cualquier momento, y sea cual sea las circunstancias que rodean su embarazo y parto.  Sobre todo estamos aquí para escuchar y apoyarnos unas a otras.  Aquellas mamás que quieran ir más allá, pueden encontrar información acerca de cualquier tema relacionado con la crianza de sus hijos e hijas porque los tocamos todos, no se nos queda un cable suelto ya que somos madres, hijas, compañeras, educadoras, enfermeras…, en fin, todo lo que conlleva ser mamás.

Y todo esto además enriquecido por la experiencia que nos da esta maravillosa ciencia vital que es el yoga, la matemática pura del ser interior, decía Osho.

Si quieres saber más sobre yoga:
http://www.yoghismo-es.org/

Si quieres practicar yoga para embarazadas:
YogaHogarScala2000(*) Relajación Psicología y Yoga para Madres, Padres y Bebés-655 645 671- Ejercicios prácticos y consejos para la armonía personal y familiar con la nueva vida. (*)Asociación E.H.S. no lucrativa. Federada con la FYY . Centro Colaborador Universidad de Málaga


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Un comentario en “Yoga y Embarazo

  • Aída

    Precioso. El embarazo nos permite mirar hacia dentro y crecer. Combinado con la vivencia del yoga, es una experiencia de profunda transformación.