Operación pañales 1

pipi

En estos meses, cuando va entrando el calorcito, muchas familias están más pre-ocupadas en la “operación pañales” que en la famosa “operación bikini” de cara al verano.

Las familias conocemos cuál es el momento en el que nuestr@s hijos@s están preparados para controlar sus esfínteres, momento que no tiene por qué coincidir con la entrada al colegio. Aún así si necesitamos o queremos que nuestros hijos e hijas vayan a la escuela a los tres años (pues no es obligatorio hasta los 6 años) tenemos que ponernos manos a la obra!!!

Y es que la presión social a la que estamos sometidos, sobre todo de cara a la entrada en los colegios, casi que nos obliga a retirar los pañales de nuestros hijos e hijas aun cuando no están preparados, ya que como sabemos no pueden llevar pañales en la escuela. Desgraciadamente no en todos los colegios hay personas encargadas de limpiar a los niños y niñas que sólo tienen 3 añitos, incluso algunos no llegan ni a esta edad.

Cuento mi experiencia y opinión personal

Si tenemos a algún familiar o alguien de confianza que no trabaje y pueda ir a cambiarlos o tenemos un trabajo en el que nos permitan acudir al colegio cuando nos necesiten nuestros hijos o hijas, no tenemos ningún problema. Pero si no es así, lo primero es no sentirnos presionados con metas y lo más importante, no traspasarles nuestras presiones a nuestros hij@s.

Creo que como todo en los niños lo que mejor le funcionan no son las imposiciones sino los juegos. Todo siempre es mejor que parezca un juego, porque si le ven diversión a lo que aprenden es mucho más motivador.

Nosotras empezamos en el verano de los casi 2 años, ella cumple a finales de septiembre. No tenía ninguna meta, ningún tiempo impuesto para que ya dejara el pañal, de hecho pensaba que ese verano solamente sería un jugueteo y que el siguiente sería la retirada definitiva. Todo empezó sin planificarlo, de una forma relajada, como le estaban saliendo las dichosas muelas de los dos años, estaba loca porque llegara un poco de calorcito para comprarle braguitas o dejarla a ratos con el culito al aire, ya que le salían muchas rojeces, y los pañales, por muchas cremas que les eches no es que beneficien precisamente…

Hay que decir que los peques que están en la guardería tienen ventaja porque funcionan mucho por imitación, y precisamente, mi niña se motivó viendo a su primita un año mayor. Le gustó su water que tenía tapa (como el de los adultos), y yo le compré uno igual, porque ella quiere todo igual que su papá y su mamá. Es buena idea que elijan sus braguitas o calzoncillos de sus dibujos o colores preferidos… También está bien ponérselos encima incluso del pañal…

Empecé a quitarle a ratos los pañales o, simplemente, cuando le cambiaba, en vez de ponerle otro le ponía braguitas. Y todo era una fiesta, le decíamos: ¡qué fresquita sin pañal!, ¿a que estás muy cómoda?, ¿te gusta?… la motivación y comunicación es importante. Cuando quería ponerse el pañal (porque a lo mejor se encontraba más segura) se lo poníamos, nunca le regañábamos cuando se hacía pipi o caca, solo le recordábamos que cuando tuviera ganas podía decir pipí o caca o que cuando se lo hiciera nos avisara (esto último con el pañal) y así nosotros podíamos limpiarla y no estaba sucia tanto tiempo. Durante mucho tiempo quería hacer pipí y caca de pie, o incluso hacerlo en cuclillas en el suelo, justo al lado del water. Aprendió pronto a bajarse las braguitas solita y agacharse pero no le gustaba la idea de que fuera donde le decíamos.

Empezamos también a crearle hábitos, como por ejemplo ir al water que finalmente instalamos en el baño, frente al nuestro. Cada mañana y antes de acostarse, le decíamos “como papá y mamá hacemos pipí antes de acostarnos y cuando nos levantamos” . Esto funcionó bastante bien y cuando fuimos constantes, fue muy rápido.

Había mañanas que no le quitábamos el pañal porque íbamos fuera o se nos olvidaba… no le dimos realmente importancia a este proceso porque era muy pequeña, pero creo que de lo que se trata es de que vayan experimentando con sus esfínteres, ver qué pasa cuando se hacen pipí involuntariamente, así como la caca. A todos les gusta estar limpitos y pronto intentaran hacer algo para evitar hacerse encima. Yo creo en la evolución y el desarrrollo, no en la imposición, ni en el hoy para mañana. No pongamos fechas porque el vecino haya tardado un mes, o porque dicen por ahí que lo “normal” es tantos meses.

Curiosamente cuando entró a la guardería con 2 años, ella ya sabía hacer pipi en el orinal, y empezó a no querer hacerlo, y eso que yo les decía que nunca le regañasen por no hacer pipí en el orinal. Mi niña iba a la calle siempre en pañales, pero en la guarde empezaron a ponerle pañales braguita, de tal manera que ella se los bajaba, hacia pipí y caca, y se los volvía a poner sola.
Hasta que un día escuchó a la pediatra decirme que porque no probaba a sacarla a la calle sin pañales, y ella me dijo en casa casi a gritos: “mamá no quiero más pañales, nada, nada!!!”.Le hice caso, y sorprendentemente empezó a pedirme el pipí en la calle cuando quería (cosa que antes nunca hacía). Efectivamente no quiso pañales ese día ni para dormir siesta, ni para la calle y lo mas raro ni para dormir por la noche, y no se manchó nada. Así durante 4 días seguidos, había noches en las que se le escapaba algo y yo como era invierno, lo pasaba mal y me tiraba todas las noches despertándome mil veces para mirarla, así que por mi bien y mi descanso, empecé a ponérselo por las noches y aún seguimos así.

Me encanta que haya sido así, ella lo decidió cuando estaba preparada!!!! Resultó sencillo, natural y nada traumático. Ya bastante tienen con la “quitada” de: teta, chupetes, biberones, dormir en el cuarto de mamá y papá… etc. ¡Que eso es otro cantar!

Espero sirva de ayuda para alguna familia.

Con todo mi cariño, Lidia.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Un comentario en “Operación pañales

  • ana

    Gracias por tu experiencia! Yo soy una de las mamis que se tiene que poner manos a la obra, y no estoy segura de si mi niña esta preparada pero entra a la escuela en Septiembre y no me queda mas remedio. La “presión social” es inevitable aunque no queramos y a veces no se pueden respetar los tiempos de los peques como yo, por ejemplo, quisiera. Espero contaros pronto que Salma ya no utiliza pañales!